Encuentro más allá del costo, del tiempo y el espacio

La Luna con Gatillo (LCG) sucede una vez al año, durante semana santa, por 4 días, en Monte Hermoso.
4 de 365 que implican millones de mensajes, llamados, reuniones, soluciones y decisiones… durante todo el año, y aún así no alcanza para todo lo que podemos hacer.

Surgen también actividades como presentaciones de libros, charlas, lecturas y debates que se replican a partir del encuentro, y se suceden en otros sitios y en diferentes momentos del año.

Durante aquellos 4 días se mocionó aprovechar las herramientas digitales activamente para los fines que se explicitan en el nuevo manifiesto.

Cuando decidimos avanzar en esta etapa de difusión del encuentro y lanzamiento de la revista digital, lo hacemos también pensando en cada participante. Cada persona que pone el cuerpo significa para el equipo detrás del encuentro, voces del viento, un vínculo único, que nos motiva a redoblar esfuerzos y darle para adelante con esta iniciativa que incluye, pero a su vez trasciende, las limitaciones geográficas y temporales de Monte y esos 4 días.

Para difundir las voces y palabras de quienes escriben y son el encuentro, para motivar un espacio permanente y creciente de participación y exhibición, que posicione en el buscador y brinde a cada persona involucrada un espejo fiel de su actividad.

Una revista online sin las limitaciones de la imprenta, que sin escaparle a la letra impresa, saque partido del lienzo infinito que representa lo digital.

Que funcione fácil, rápido y se vea hermosa. Que incorpore una interface novedosa, que sea sustrato de actividad escolar, de presentación, de cortejo, de difusión.

Que incorpore fotografía, diseño, ilustración. Que difunda sonido, video y narración.

Un calidoscopio de ojos y miradas por y para cada cada autora, por y para cada autor, sin despegarse del encuentro en persona, multiplicando esa multiplicidad de la palabra vínculo, link, bond.

Incluso en Inglés, en Ayamará,en Portugués, y naturalmente en Español.

Hay una sola cosa mala, que es buena al mismo tiempo.

Para el encuentro no podemos solos, te necesitamos a vos.

Compartilo